Maragatos a través de los mares

La Dra. en arqueología y antropóloga, María Laura Casanueva presentó su libro “Maragatos a través de los mares”.

 

521 Presentación libro 2

El libro, que se editó con el apoyo de la Junta de Castilla y León,  comparte de manera amena los resultados de una investigación profunda y precisa sobre la vida de leoneses y castellanos, en particular maragatos, en el asentamiento de Carmen de Patagones (al sur de la provincia de Buenos Aires); en ese momento el poblado de frontera más austral del Imperio Español en el “Nuevo Mundo”.

521 Presentación libro 1.jpg

Maragatos a través de los mares, explicó Casanueva en su disertación, es también un homenaje a los pueblos de frontera argentinos en los que convivieron diversas etnias desafiando la rigurosidad que imponían del clima y la geografía de la Patagonia Argentina.

521 Presentación libro 3.jpg

“Criollos, tehuelches, maragatos y galeses, ente otros,  poblaron y convivieron en la frontera más austral del nuevo mundo, colaborando mutuamente, más allá de algunas fricciones, que también hubieron”, apuntó la autora durante el encuentro que organizó la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas de Argentina, el miércoles pasado en la sede del Centro Región Leonesa.

Todos aportaron su bagaje y dejaron sus huellas en el paisaje geográfico, histórico y cultural local, enriqueciéndolo, poblándolo de colores y matices.

521 Bello y Rebollo entregan presentes a Casanueva y Dra

 

Los maragatos en Carmen de Patagones

Los maragatos llegaron a Carmen de Patagones en el año 1779 y fueron el primer asentamiento español fundado sobre la costa norte del Río Negro.

Llegaron a la Argentina, en el marco de un plan de poblamiento de las costas australes de América denominado “Proyecto Patagonia” que puso en marcha el Rey Carlos III de Borbón.

El plan que se materializó en las “contrata de familias peninsulares”  estuvo vigente entre 1778 y 19784 y prometía casa y trabajo, a cambio de permanencia de las familias de, al menos un (1) año, en el sitio asignado.

Aunque allí no hallaron ni la casa ni el trabajo prometidos, los maragatos fueron capaces de sobrevivir en esa geografía difícil, quizás porque la dureza de la estepa patagónica se parecía a la de su tierra de origen, indicó María Laura Casanueva.

Un rasgo característico de este grupo fue que habitaron en cuevas que cavaron en las areniscas de las barrancas del Río Negro. Estas casa-cuevas, precisó, se parecen a las bodegas subterráneas que construían en León, su tierra de origen.

En Carmen de Patagones, recordó, nació Luis Piedrabuena, hijo de madre maragata y padre santafecino. Piedrabuena, precisó  fue un gran defensor de la patagonia argentina frente a los intentos de anexión de esos territorios por parte de otras potencias.

521 Bello y esposa Casanueva y Seijó.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: